Construyendo el diálogo con el gobierno, los miembros del parlamento y otros actores

En última instancia, los gobiernos y los miembros del parlamento (u órgano legislativo) son los encargados de desarrollar y reformar los marcos jurídicos que regulan la sociedad civil. Por lo tanto, los esfuerzos de incidencia deben garantizar que tanto el gobierno como los parlamentos comprendan las preocupaciones de los defensores y promotores de la sociedad civil, y las incorporen oportunamente en el borrador o enmiendas de los instrumentos legales en discusión. Operar de este modo, asegura además que tales visiones se acoplen con los intereses del gobierno. Para hacer esto, las organizaciones que trabajan en el ámbito de las reformas deben comunicarse y negociar eficazmente con los funcionarios gubernamentales y los miembros del parlamento, a fin de cultivar acuerdos y compromisos. Este capítulo incluye información sobre la manera de desarrollar y participar en un diálogo con los gobiernos y los miembros del órgano legislativo, a fin de incidir en los procesos de reforma jurídica que lideran.